Volver al inicio

«Estoy viendo una silla…», de José Javier Villarreal

Poeta, ensayista, traductor, profesor universitario, José Javier Villarreal tiene, entre otros importantes reconocimientos, el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
José Javier Villarreal en foto de Juan Rodrigo Llaguno
José Javier Villarreal en foto de Juan Rodrigo Llaguno

Estoy viendo una silla

pero pensando en un perro.

Pareciera que afuera el viento se hubiese calmado

ahora que estoy viendo una silla

pero pensando en un perro.

Las asociaciones se me dan con cierta facilidad,

incluso al escribirlas logro imprimirles

cierto metro melódico

que las hace pasar como versos.

Hay que tener cuidado —lo dijo Paz,

recordando a Villaurrutia—

de no confundir la inspiración con el facilismo

ahora que estoy viendo una silla

pero pensando en un perro.

El problema que me presentan siempre

las asociaciones

viene después

cuando tengo que interpretarlas;

es entonces cuando dejo de pensar en un perro

y sólo veo una silla —una silla—

donde tú no estás.

 

La engañosa facilidad con la que parece escrito este poema es una muestra del oficio alcanzado por un poeta como José Javier Villarreal (Tijuana, Baja California, 1959). Hay en estos versos un tono muy cercano al de la conversación, cierto desenfado, incluso, que le permite al autor hablar consigo mismo y, una vez inmerso en esa atmósfera de cercanía que establece desde el comienzo, cuestionarse la naturaleza de algunos poemas, sin dejar fuera éste, en el que confiesa sentirse inquieto ante la espontaneidad de las asociaciones que se le presentan al momento de escribir. Un ejercicio de autocrítica, comprendidas las menciones a dos poetas mexicanos —Octavio Paz y Xavier Villaurrutia— que la ejercieron de manera notable. Hay una diferencia radical, parece decirnos, entre lo que se ve y lo que se piensa. Entre la necesidad de componer un poema y los obstáculos que deben salvarse al escribirlo. Entre las cosas que nos entrega el mundo y nuestra percepción de las mismas. Se mira una silla, pero se piensa en un perro. Al exponer con sencillez la extrañeza, José Javier consigue además un poema sobre la ausencia. Alguien falta en esa silla vacía. ¿Tal vez tú, lector? El poema forma parte de su libro más reciente: Una señal en el cielo, publicado en 2017 por la Universidad de Concepción, en Chile. Poeta, ensayista, traductor, profesor universitario, José Javier Villarreal tiene, entre otros importantes reconocimientos, el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes.

  • Más reciente
  • Más popular
Foto conmemorativa por los 50 años de la carrera de Comunicación. Foto: Roberto Ornelas
“La historia es de quien la cuenta, y lo que se cuenta, aunque...
Jueves, Noviembre 1, 2018 - 00:30
Foto: Archivo
Usar software como GoogleDocs no es gratis: pagas con tu información...
Jueves, Noviembre 1, 2018 - 00:30
Ignacio de Loyola experimentó en el proceso de reconstrucción de sí mismo.
¿Vacío de todo? ¿Sin rumbo ni fuerzas para saber a dónde ir? En la...
Jueves, Noviembre 1, 2018 - 00:30
Pieza Cántico del descenso I, 2014. Foto: Cortesía
Silencio. Recuerdos. Historia. También, en palabras de Cynthia...
Jueves, Noviembre 1, 2018 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin