Volver al inicio

5 de mayo: la batalla; pero antes, la telenovela

Enviar por e-mailEnviar por e-mail

“Las armas nacionales se han cubierto de gloria”, reportó el general Ignacio Zaragoza después de la paliza que, el 5 de mayo de 1862, el ejército a su mando le propinó a los franceses (y eso que no estaba El Chicharito). Por el contrario, no hay gloria alguna en 5 de mayo: La batalla (2013) de Rafael Lara, en la que las artes cinematográficas nacionales se han descubierto: sus miserias han quedado al desnudo... otra vez. 

5 de mayo: La batalla es el cuarto largometraje de Rafael Lara, también responsable de La milagrosa (2008), Labios rojos (2011) y El quinto mandamiento (2012), y recoge los eventos previos así como la batalla que tuvo lugar en Puebla. Pero además sigue a Juan (Christian Vasquez), un soldado cobarde, y Citlali (Liz Gallardo), una joven de Orizaba que lo sigue cuando aquél deserta. Pero nadie escapa aquí del fragor de la historia, por lo que hasta Juan debe empuñar un fusil, un machete y hasta una piedra.

Lara transita de la telenovela al estilo del canal de las estrellas al género bélico al estilo Hollywood (es decir, es más estruendoso que imaginativo). Pero ni entrega un melodrama ni una cinta épica. También queda corta como cinta histórica. Así, personajes como Ignacio Zaragoza y Porfirio Díaz, aparecen brevemente, y de lo expuesto podemos deducir que el primero no era muy valiente (de su estrategia poco podremos decir, pues sólo lo vemos jugando con unas piezas de ajedrez) y el segundo era indómito. Irónicamente, se perfila mejor el líder del ejército enemigo, el malo Lorencez, que aparece más que los otros. Al final tampoco consigue erradicar la solemnidad que caracteriza al cine mexicano habitado por los héroes que nos dieron patria, ni podemos concluir que ganó el ejército mexicano, sino que perdió el francés, lo cual parece confirmar Zaragoza en el cierre de su lacónico reporte: “Las tropas francesas se portaron con valor en el combate y su jefe con torpeza”.

La emoción no aparece ni siguiendo a los dos mexicanos del pueblo ni a los militares, pues en ninguno de los dos casos hay material o una estrategia provechosa para la identificación. Y eso que Lara recicla el ABC del cine de acción con pretensiones realistas, con sus cortes frenéticos y una cámara en mano que padece la enfermedad de Parkinson y cuyos temblores se agudizan apenas se escucha una detonación. El resultado, así, va del fastidio por tanta temblorina a la indiferencia por todo lo demás.

Lara ofrece un apunte atendible cuando Juan aplasta con enjundia la cabeza de un enemigo (apenas aparece la posibilidad, hasta el cobarde exhibe su crueldad), pero sus personajes están pobremente perfilados. Uno podría rescatar el conocimiento de nexos históricos poco ventilados (o por lo menos el recordatorio de lo estudiado en primaria), el esbozo de un México dividido (tema que es vigente) o la derrota histórica de los desposeídos (por un lado pelean los indios y por otro guerreros de Argelia, entonces colonia francesa) sea cual sea el resultado de la guerra, pero estos asuntos son apenas esbozados. La cinta podría verse hasta como un promocional patriotero (eso sí, ofrece un larguísimo promocional de Jaramar), pero con todo y la arenga de Zaragoza al estilo de El patriota y la victoria final nomás no hay pretextos para que se inflame el pecho de fervor patrio. En conclusión: no se va más allá de la superficie, no se desarrolla ningún tema.

Cuatro largometrajes después (e igual número de paseos por los géneros), aún esperamos descubrir la voz de Rafael Lara, un discurso propio -un algo que decir-; cuatro largos después, aún esperamos su ópera prima.

Texto publicado en el suplemento Primera Fila del periódico Mural el 3 de mayo de 2013

0 Comment(s) to the "5 de mayo: la batalla; pero antes, la telenovela"

Añadir nuevo comentario

  • Más reciente
  • Más popular
Allende sigue siendo una cicatriz de la guerra en México. Los...
Jueves, Junio 1, 2017 - 12:38
El objetivo es ayudar a menores de escasos recursos para que recuperen la audición y retomen sus estudios.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 360 millones de...
Jueves, Junio 1, 2017 - 00:30
Aunque existe un Sistema Nacional de Atención a Víctimas, los avances son pocos
En México, nueve de cada diez personas no denuncian los delitos, y...
Jueves, Junio 1, 2017 - 00:30
"Me di cuenta de que me encantaba la ciencia pero me gustaba más la parte humanística", afirma
Si me preguntan por Jimena Canales, responderé que es una...
Jueves, Junio 1, 2017 - 00:30
sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin